viernes, 22 de mayo de 2009

mimomento

Me reconozco adicta a este momento:
He almorzado (después de cocinarme para mí sola algo exquisito). He bebido una copa de vino tinto (como cada día) y ahora, mientras me tomo un té con hierbabuena que cultivo y oigo música árabe, escribo...

Este es mi momento favorito, el que precede a la corta siesta por la que me dejo seducir antes de que lleguen mis haditas del colegio (con sus mochilas, amores, desayunos, inglés y tenis, enfados, deberes y a veces, hasta piojos...)
Es mimomento.

Pronto llega verano y he de preparar el campo de batalla emocional para no sufrir heridas de muerte en este palaciodepapel. Mi estudio está en el salón, separado (esto es algo romántico porque no sirve para nada) por una cortina de terciopelo rojo (vino) que (largúisima) dejo caer a lo largo del suelo como si llorara. Pero en verano, las hijas de mi vientre y de mis pechos, no tienen colegio...

Y he de comenzar a parir el plan de defensa de mi castillo intelectual y vital: mi espacio.
Y para que os hagáis una idea, os dejo con un poema que a algunas (o a algunos que en esto también hay chicos) os sonará...



Son las doce y media

de la mañana.
En la editorial
esperan la última
página
de la revista.
Hoy,
hablaré de tí.

Y yo,
con el delantal rojo
de Portugal,
mientras escribo,
cocino lentejas.
- Con chorizo y verdura,
por favor-.

Mi hija se acerca enfadada.
El traje de baño
no le cierra a la barbie.
¿Puedes ponérselo tú
mamá?.
Sonrío y la miro.
A la mierda la idea
que estaba pariendo…

Vuelvo a la letra
que se desgasta
perezosa
entre mis dedos.
Suena el reloj
de la cocina.
Hace 30 minutos
que hierven las lentejas.
Espera un poco,
le digo al aire.
Y este,
sin nerviosa
espera,
me responde
en silencio…

Retomo la idea
que ya no es
original,
ahora son unas enormes
ganas de gritar.

En mitad del nuevo
parto,
llama mi madre
a la puerta.
¡Ding
dong!...
¿puedes recoger tú a papá?

Son las dos
y media.
Coqueta mañana…
La barbie se baña
en el jardín.

Bonito traje.

Y yo,
(sigo con el delantal)
por fin,
he terminado
la página.

De pronto pienso
que algo tenía
que salir mal.
Se han quemado
las lentejas.

Suerte que yo
aún no…


yolandaquepreparaunplan

3 comentarios:

  1. como te entiendo querida amiga...me he sentido tan identificada con lo que has escrito, que por un momento he creido que lo escribias para mi.
    Siempre he querido tener momentos para mi, tù siempre me lo has dicho "tienes que pensar en ti", y cuando me lo decias, pensaba (voy a hacer caso a Yoli)ahora casi lo estoy logrando, mañana me voy a hacer "el camino del rocio" yò sola "es uno de mis momentos" gracias Yolanda por estar siempre ahi, queriendome y apoyandome

    Unbesomiamigahermana

    ResponderEliminar
  2. combinar todo eso ya es arte de magia


    ánimo para este verano


    un saludo y gracias!!

    ResponderEliminar
  3. hermanaamiga, me alegro tanto de que te sirva de algo mi insistencia en que te disfrutes a tí misma...
    Lara, hay un refrán en el pueblo de mis padres que dice: andújar, la que no es puta es bruja...jajaja, así que debo de ser la segunda por la magia.

    ResponderEliminar