lunes, 30 de noviembre de 2009

mifisiobrujo

Me duele el cuello.
Y me mareo.

Pero al menos ya sé distinguir los mareos: en uno, todo gira a tu alrededor y en otro, eres tú el que te mueves como una batidora.
Yo creo (y no se lo digas a nadie)
que tengo demonios en
las venas del cuello
(el de la cabeza, no el del útero).

Me decido y voy a un fisio que me recomiendan. Joven, sonriente y apuesto.
(Yo hubiera preferido ir a una bruja).

Me tumbo en una camilla y él
mirando fijamente
mis pensamientos,
me dice que algo en mí es extraño…

Yo iba a contarle que mi padre decía lo mismo cuando niña y
que mis hermanos piensan
que a veces hago cosas que
no son de cuerdos.
Que hasta mis hijas dicen
que hablo raro.

Pero no me dio tiempo…

Sin pedirme que me abriera la piel,
metió su mano dentro
de mi cuello y me dejo sin aire.

Y yo me quedé
paralizada,
sujeta al trozo de vida
que me ataba
las muñecas y
ahogándome en una
mueca que antes era
sonrisa.
Con los ojos gritando.

Desde la parálisis, siento sus dedos rebuscar entre mis aortas, entre mis músculos infrahioideos, entre mis vocales ahogadas.
Y de pronto,
se detiene en mi escaleno medio (ese músculo que hace que se eleven tus costillas) y grita:
¡lo tengo!

Abro los ojos y a borbotones, me salen por ellos todas las pulsaciones de mi corazón.
Entonces, atónita,
contemplo como el fisio, va extrayendo de mi cuello
una cuerda de palabras atadas,
de verbos obscenos y punzantes,
de gritos y lamentos,
de bofetadas y de abrazos rotos,
de uñas partidas en fragmentos y
un montón de niños huérfanos.

Todo eso de mi pequeño cuello…

Deberías de venir más por aquí,
me dice mientras me visto.
Te tragas demasiado la mierda que sufre el mundo.



(Para los románticos, también besé a este chico…)


yolandaquesemareamenos

5 comentarios:

  1. te tragas demasiado la mierda que sufre el mundo.........
    puf, yolanda, que buen final.

    ResponderEliminar
  2. voltios: ufffff, gracias, pero sentir tanto también te hace ver lo más tierno, como la historia de mifrasehistoriadehoy (arriba a la derecha de mi blog la ves), es estar atento, para la mierda y para la miel. Gracias, eres un sol.

    ResponderEliminar
  3. Jeje, qué bueno todo; buenísimo:

    Entonces, atónita,
    contemplo como el fisio, va extrayendo de mi cuello
    una cuerda de palabras atadas,
    de verbos obscenos y punzantes,
    de gritos y lamentos,
    de bofetadas y de abrazos rotos,
    de uñas partidas en fragmentos y
    un montón de niños huérfanos.

    ¿Qué te relajó más el masaje o el beso?...

    Haces que los detalles del día a día, sean especiales.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Oye, qué descubrimiento este blog!!! Te linkeo y me suscribo :)

    Gracias por tu visita y comentario!

    BesosS

    ResponderEliminar
  5. lnj: tú si que haces este blog especial con tus comentarios... muchas gracias.
    Ada: yo te bautizo como coleguita y poeta imprescindible. Todo un honor contar contigo. Gracias

    ResponderEliminar