lunes, 31 de mayo de 2010

atí

A ti,
que me levantas
la falda
del olvido
aunque esta
primavera caprichosa
aún traiga
cenizas de frío.

A ti,
que me muerdes
en los pechos
del recuerdo
aunque a veces
este húmeda de hastío.

A ti,
que me llenas
las sábanas
de sudor y
de nostalgia,
de saliva y
y de gritos,
aunque a veces
las lave
con olvido.

A ti,
que me abrazas
con tu lengua y
me desordenas la pasión.
Y a ti,
que tu savia
me enriquece
y,
(que complicado final
tan sencillo)
que tu sonrisa
me enloquece.



yolandacontigo

5 comentarios:

  1. como siempre, una preciosidad, una senxualidad, yolan en estado puro, joer....

    ResponderEliminar
  2. Me gusta, como todo lo que sale de ti.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Precioso amiga, haces florece esa envidia sana de no saber rimar mis pensamientos, pero también es verdad que me deleito con los tuyos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. VOLTIOS: bueno, gracias
    SANTI: jajajaj, eso es genial, que gracia tienes...
    FELISA: todo un honor tu comentario.
    JOSEFINA: yo tengo mucha envidia sana de mucha gente, eso nos hace seguir en nuestro empeño. Muchas gracias, ojalá sigas disfrutando de mis poemas

    ResponderEliminar