lunes, 3 de mayo de 2010

rincóndelloco

Estoy de cambio de exposición con mis locos (véase mi web la sección con este nombre) y hoy he de embalar el contenedor desde el cual los visitantes extraen mis poemas.
Y me he encontrao con este poema que pertenece a una exposición anterior y que me gustó hacer. Se llamaba elrincóndelloco y la formaba una silla que encontré en un contenedor y la reformé.
Entonces allí
nació un personaje
que sufría y
escribió esto:



Encontré esta vieja
silla en un
contenedor.
La pinté con mis
besos
y la lijé con la
lengua de tu
ardor.

Y la tapicé
con tu saliva.
–Por eso brilla tanto,
porque tus labios
son pura vida. —

Pero te fuiste
aquella mañana de
diciembre,
robándome la
sangre de
los ojos,
dejándome delirante de
amor…

Desde ese día,
mi agrietado espíritu
vive aquí;
en esta silla
clavada
en el rincón del
loco.

Gracias,
desgraciado,
a ti.



yolandaquesevaalaexposición

2 comentarios: