jueves, 2 de septiembre de 2010

estepoemason

Este poema
son tus
letras y mis
verbos.

Son también
mis dedos y
tus gritos
luchando por
salir
(y tu
saliva,
mis puntos).

Este poema
son tus frases
—tan hermosas—
y mis silencios;
tus bocados y
mis vértebras
crujiendo
bajo tu
boca
(y bajo tus
promesas).

Y este
poema,
que escribo
tras la
ventana de
mis lágrimas,
es tu locura
y mis besos;
tus ausencias
y mis irremediables
ganas
—siempre, como si
me orinara encima—
de volverte
a comer.



yolandadesdeelmar

2 comentarios:

  1. Este poema es
    muy bueno
    como todo lo que te leo por aquí…por donde me gusta pasar mucho, aunque no suela dejar constancia de ello.
    Un gran abrazo va.

    ResponderEliminar