jueves, 25 de noviembre de 2010

elnoamor

Hoy, no podría colgar otro poema diferente a este tema. Pero esta vez es un poema que está siendo utilizado para concienciar a las adolescentes de Tobarra (Albacete) en los institutos. Por esto lo hice, para regalárselo a la gente de alli, al centro de la mujer de la zona en los encuentros de autor que tuve. Porque nosotras, las mujeres, tenemos los centros de la mujer pero nuestras hijas, sólo nos tienen a nosotros para enseñarles que el amor no tiene nada que ver con esto:


Clara,
delante del
espejo y
de sus dudas,
se tira de la
falda hasta
casi romperla.
Clara,
sobre los
tacones rojos,
parece una diosa
libre.

Bip,
suena su
teléfono
cruzándole por
los ojos
un ramillete de
ahogos.

Bip,
vuelve a sonar a
los cinco
minutos.


Clara,
la diosa,
esta noche
no sale con
su chico;
va con
sus amigas
al cine.
La falda
duerme en
el suelo
cuando suena el
tercer mensaje.

Menos mal
que me he
cambiado,

piensa
cuando
descubre a
Daniel
(su novio)
esperándola en
la puerta para
ver con quien
va y
cómo se ha
vestido.

No has contestado
mis mensajes,
le escupe
en sus ojos
pintados de
verde
mientras le
aprieta el
brazo y
el aire.

Pero él
me controla
porque me quiere,
le dirá más tarde
a sus amigas
con el
labio partido.



yolandaqueesmadre

lunes, 22 de noviembre de 2010

queridaamiga

A Noemí, que tiene frío en
los huesos

Querida amiga
(que palabra más
abrazo);
querida princesa
de lágrimas de
invierno.
Hoy,
con mis dedos,
quiero pasear
un ratito por
tu cerebro
(te aviso
que voy
descalza y con
el pelo
suelto).

Querida amiga
embarazada de
un futuro
no presente;
de un beso que
no llega y
de un vientre
minado de
pequeños
inconvenientesbomba.

Querida amiga,
me estoy
empapando con
tus lágrimas secas
(recuerda que
no llevo zapatos)

Y hoy,
en esta mañana
de invierno,
quiero escribirte
que el futuro
no es el
que nos llena
los pechos
(ni siquiera el
que nos los besa).
No.
Ese futuro es
sólo una historia
de mujeres que
no querían
quedarse solas,
y eso
a ti,
no te pasará,
porque siempre,
siempre,
siempre,
estarán mis
Vértebras y
mis versos,
abrigándote
del frío.

yolandamanta


lunes, 1 de noviembre de 2010

lainvitóacomer

Este poema siempre me ha producido mucha ternura porque es el nacimiento de ese poder que nos nace y que nos convierte en superhéroes: el amor.
Está en uno de los poemarios pero (disculpad mi mala memoria) ahora no sé cual.



La invitó a comer
en un precioso
restaurante asiático y,
de regalo,
le llevó un libro
de Salinas.
Para el postre
de tu boca,
le dijo rozando
con su frase
el tierno rincón
de su cerebro.

En el segundo plato
él se reía
tan dulce…
me diría luego ella.
Ausentes los ojos
(de ambos),
del tiempo
que se partía
y de la vida
que, poco a poco,
y en ese mismo
instante,
crujía entre
sus cuerpos.

Pidieron vino
de la tierra
y postre de
emociones.
Quiero verte pronto,
le dijo él
mientras le apartaba
un rizo de la cara
y arrasaba
con los dedos
las dudas
de sus pestañas…

No hubo beso,
o al menos
no lo recuerdo.
Pero hubo
un incendio
dentro de sus pechos.
Ahora tienen
el cuerpo lleno
de bosques
ardiendo.


yolandaromántica