lunes, 20 de junio de 2011

lasniñasmalas

-¿Por qué no te gusta que te digan que eres buena? –me preguntó aquella profesora escandalizada por mis poemas inadecuados.-

-Porque ser buena no es un estado independiente, sino ocupado. –le respondí soltándome el pelo a chorros.-

Y me levanté de la silla. Decidida y revuelta. Y en la pizarra, con la tiza chirriando sobre las letras, escribí lo siguiente:


A mí me gusta ser animal:

Amar salvaje, abrazar salvaje, ayudar salvaje y llorar y reír salvaje...

Y eso, no es ser buena.




Para Trini y Ana, que son mucho más buenas que yo (aunque ya están aprendiendo).



Querida hermanita:

hoy

he decidido

dejarme larga

la demencia,

arrasar la sabiduría

de mis muslos

y quemarme

a mí

misma en el

centro más obsceno

del infierno.


Querida hermanita:

hoy

he decidido

arañarle los ojos

a las musas y

untarles

—sin pudor—

vaselina caliente

entre sus

sexos.


Robarle a los

pájaros las

lombrices

(de sus mismos

picos)

y engendrarme

con ellas

un collar

de perlas y

de tenias.


Querida hermanita

de sangre

férvida:

hoy

he decidido

ser mala…


Porque

he descubierto

que las niñas

buenas no van

al cielo.


No.


Las niñas

buenas

van

directamente

al

olvido.



yolandademonio

5 comentarios:

  1. Seguro que tienes razon, ser bueno no se lleva.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Yolanda, me encanta la fuerza de tu estilo.

    Me llega hecho pura rabia, rebeldía, independencia y... carácter!

    Un abrazo y gracias!

    Ana

    ResponderEliminar
  3. Josefina: gracias... bueno, es que hay que rebelarse, gritar y ser uno mismo..¿no? por eso te dicen que eres mala... pero sobre todo hay que ser salvaje y sincero. Gracias por tu mensaje.

    ANA: me encanta tu emoción también. Gracias y gracias.

    ResponderEliminar
  4. me encantan, por eso me levanto por las mañanas y para sentirme viva me intento identificar en algunos de tus poemas(que lee porque tengo tus dos libros..)
    ya se lo que me gusta desayunar
    poemas con tostadas
    y café con emociones...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Maitane: gracias en todos los idiomas que imagines, incluido el del silencio... Tus palabras son un honor y me ilusionan. El verbo, el mejor antídoto para el alma y el despertar. Sigue viviendo en mis poemas, ojalá te quedes siempre.

    ResponderEliminar