lunes, 22 de agosto de 2011

adolescencia (¿latuya?)

Cuando le hice este poema a mi hija, no llegaba a los once años pero yo adivinaba lo que sentiría (o revivía lo que yo sentí).


Y hoy, en un lunes sin sol,

quiero dedicaros este poema a todos vosotros, con la esperanza de que, en este muro, recordéis la pasión de la adolescencia.

Así estaremos más cerca del corazón y del cerebro de nuestros hijos (y de nuestros sueños).

Aunque cueste.





A Isabel, que aún me deja cogerla

entre mis brazos.




Ha bajado lánguidamente

las escaleras

del patio.

Trae sus ojos rizados

entre las manos.

Abiertos como una granada

recién cogida,

como una boca fresca

recién mordida.


Y se sienta,

sobre mi falda abierta

de respuestas

y de flores.

Madre costurera

de retales

que quiere coser

su vida.


Por su pelo

le cuelgan todos los sueños

recién paridos.

Aún se enredan

sus coletas

de colegio

entre mis dedos.


Y espero;

las preguntas,

y las lágrimas…


Su adolescencia

se retuerce

(como un animal)

entre sus pechos nacientes.

Dentro,

como una niñaloba,

atesora todas las palabras

recién oídas,

los primeros besos

con lengua

que anuncian

el paroxismo de sus hormonas.


Lloverán lágrimas

en sus venas.

Seguro.

casi oigo,

desde aquí,

el ruido

de la tormenta…






yolandaatrapadaenelrecuerdo

8 comentarios:

  1. Hermosa forma de decir... de esa adolescente, yo también tuve una que hoy es una hermosa mujer...

    Un abrazo a la mamá poeta, escritora, y hábil decidora de consejos

    ResponderEliminar
  2. Francisco: gracias, a tu mujer le encantará tu frase. Me gusta eso de mamápoeta....

    ResponderEliminar
  3. a tus pies. ay!, la niñez nos llena de preguntas, luego le perdemos el miedo a todo y más tarde vuelven las inquietudes. El ser humano es un pájaro con vértigo. Besos

    ResponderEliminar
  4. Ismael, me encantan los vértigos de tu ser humano... gracias por tus letras y por tu visita.

    ResponderEliminar
  5. [como uma tormenta, um passageiro temporal de cada uma das nossas idades que não se repetem mais]

    um abraço,

    Leonardo B.

    ResponderEliminar
  6. Leonardo, gracias por tus palabras... por eso hay que vivir todo, porque no se repite..

    ResponderEliminar
  7. Qué original!! me ha gustado mucho y hasta me ha resultado divertido tu poema, quizá recordando... ese tiempo lejano ya (ay!). Me he hecho seguidor de este blog (justo el 140) y te invito, si te apetece, a que hagas lo mismo tras visitar el mío en www.nesoynereida.com, lo he titulado "Abierto hasta el amanecer" como la peli de Tarantino, porque ese era el momento en que podía dedicarle tiempo. Te espero.
    Umbriel

    ResponderEliminar
  8. Umbriel, gracias por venir a este espacio y por engancharte a mis letras, todo un honor... te devolveré la visita, por supuesto.

    ResponderEliminar