lunes, 16 de abril de 2012

poemadelunes. Para gritar...

A veces me preguntan que dónde me inspiro para escribir poesía.

Del amor, para poemas intensos y almanos, respondo, y del dolor de las noticias que leo en la prensa, para poemas como este;

para somatizar parte de la indignación y

gritarla...





A correazos,

a empujones y

a golpes

de voz.


A palos de

insultos,

a bofetadas

de adulto inmundo y

arañazos

de dolor.


Así obligan

los padres

(más que padres,

hijos de puta)

a que su hija

de quince años

abandone a su

novio.


Ella,

—por fin

sola—,

mira su

cuerpo roto y,

mientras cierra

la dulce boca

de carmín,

abre sus

venas

(y su fin).


Buenos días

de asquerosa verdad.

Esta historia

la acabo

de leer

en la prensa.



yolandaquegrita

2 comentarios:

  1. ("La vida es una carcel con las puertas abiertas" Verónica escribió en la pared con la tripa revuelta) "Media verónica" de Andres Calamaro.
    Es cierto, este tipo de noticias son las que hacen escribir mientras la sangre, en forma de tinta, quiere salirse a borbotones. Duro y doloroso, pero desgraciadamente ocurre todavía. En ocasiones hay que frenar a un adolescente, pero, como en los coches cuando hay hielo en la carretera, lo apropiado es no cambiar la dirección con brusquedades ni reacciones reflejas.
    Me permito añadir un sencillo poema que escribí para mi hijo que ahora tiene quince años.

    Álvaro

    Eres adolescente
    no sabes que será
    no entiendes el presente
    menos, el futuro que vendrá
    La pubertad es volcán
    lava que formará tu isla
    Cuando terminen los seísmos
    entenderás y habrás crecido
    Mientras tanto observa
    no te pierdas entre fuegos
    ríndete a lo nuevo
    Dejaras atrás a la niñez
    pero nunca dejes de ser niño
    ya te llegará la madurez.
    Mírame, yo viví lo mismo
    confía y déjate llevar
    cuando bajes de la montaña rusa
    tus alas ya no serán de cristal
    ...Podrás volar

    Gracias por tu indignado poemalunes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salvador, qué hermosa tu prosa y qué ternura hay en tus versos.., muchas gracias por compartir y hacer crecer este muro.

      Eliminar