jueves, 26 de julio de 2012

Alimento para el alma. Conversaciones con mi zorro.




-Alimentar...

-Yo ya he desayunado -le digo a mi zorro (lo de mío lo digo en mayúscula porque me gusta que sea mío, que viva en mí). 
-Alimentar... -me repite mirándome desde el cielo, como si yo fuera imbécil y no me enterara de nada (la mayoría de las veces pasa, que conste). 



-Alimentar dudas... 

-Ya está hablando raro, -pienso mientras intento salir de su espacio visual para que no me enfile y me deje seguir trabajando. 



Y, abofeteándome con una revelación, me obliga a escuchar esto que me encanta y que no puedo dejar de analizar: 


-Me apasiona que alguien, 
después de una charla profunda, 
no me aclare dudas, 
sino que las alimente...




ea...

3 comentarios:

  1. pq la duda es el motor, verdad yoli?
    mi zorro particular es un pajarillo: txinbo
    sólo con su mirada ya m habla, m devuelve mis propias dudas...
    besos
    trébol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bienvenido, txinbo. Bonito nombre...

      gracias, trébol, el bosque es más grande contigo.

      Eliminar
  2. mi txinbito te dice "txio!" (=pío=tweet!) ;-)
    trébol

    ResponderEliminar