lunes, 9 de julio de 2012

Poemadelunes. Poemasdeuda.

A veces siento una rabia que me incendia y sólo puedo hacer un poema.
O al menos,
sólo puedo hacer un poema sobre la marcha.
Luego,
intento ser esa gota de agua que hará que un día, junto a otras gotas,
colmemos el mundo.

Por eso inauguro en mi vida una sección que hace tiempo que practico y que ahora, para mí, es necesaria:
poemasdeuda. 
Poemas que escribo porque estoy en deuda con las personas que, muchas veces, por nuestra culpa, sufren o están en desigualdad de oportunidades y derechos.

Y este, es mi primer poemadeuda al que denomino así:




Yo tengo un hijo
fascinante
(ya sé que todas las
madres
decimos lo
mismo).
Un hijo
que utiliza
su corazón
–y el mío–
como lava
ardiente
para fundir
palabraspuñales.

Yo tengo un hijo
tierno y
dulce,
como panecillo
recién
tostado en
mi vientre
horno.
Un hijo
libre al que
yo misma,
con mi lengua,
le limpio
las alas
cuando alguien
se las
ensucia.

Yo tengo un hijo
homosexual y
no quiero
“curarlo”;
porque él no está
enfermo.

Y ahora,
después de mis
versos,
sigo labrando
la tierra y
los libros
para que este país
continúe siendo
libre.

Por mi hijo;
Por el tuyo.






El obispo de Alcalá de Henares (Madrid), Juan Antonio Reig Pla, aseguró que la homosexualidad puede ser curada “con una terapia apropiada”.
(EL COMERCIO.PE)





10 comentarios:

  1. Donde hay respeto y libertad hay igualdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, el respeto es la educación en valores. Pero es tan difícil de verlo, amiga...

      Eliminar
  2. Poemas como estos son necesarios para terminar de una vez con esos comentarios de ese tal obispo...con esta lacra que pisotea cada día las libertades.

    Es un poema hermosísimo querida Yolanda, querida hermanamiga...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias, amigahermana, me costó mucho hacerlo, supongo que por la rabia. Por lo que esos comentarios pueden llegar a influir en personas incultas, que no saben que la libertad es un derecho.

      Eliminar
  3. Ahí, con dos pares de ovarios y sin necesidad de ofender al obispo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias, no hay mayor desprecio que el no aprecio. Sólo, que en el camino, nos joden porque saben el poder que tienen esas afirmaciones en personas incultas que no saben que hay un derecho fundamental que es el respeto y que todos somos iguales, amemos a quien amemos.
      Ostras, cómo me duele...

      Eliminar
  4. por eso me duele aqella fallida república
    pq las fuerzas oscuras saltaron al cuello
    cuando se abría por fin la ventana esperanza
    y ahora todavía es tan costoso lo obvio
    todavía los oscuros nos tutelan la conciencia
    a seguir peleando, yolanda, pq es tan hermosa la meta q merece la pena
    besos
    trébol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus palabras son versos hermosos, llenos de esperanza, que es el arma para luchar por nuestros derechos, que a ver si se enteran de una vez que ese nuestros somos todos...
      gracias, trébol, gracias.

      Eliminar
  5. Cuál será el precio de la verdadera libertad. Librar de cadenas el alma para que pueda salir de la oscuridad y ver. Hay tanto que ver, tanto que empatizar, tanta alegría...

    Y sin embargo encarcelamos el alma con cadenas de miedo y redes de incomprensión.

    Ciegos estamos aún para no ver la belleza que nos rodea, que brilla dentro, que nos grita que somos LUZ. Luz ahogada aún en un mar de tinieblas que nos anegan la comprensión y la verdad.

    Cuándo, cuándo llegará el día en que elijamos ver la LUZ.
    Cuándo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, ángel, hay tanto que ver... ojalá no perdamos nunca la curiosidad, ojalá. Eso es lo que nos hará crecer.

      un abrazo inmenso y gracias por tus palabras

      Eliminar