lunes, 10 de septiembre de 2012

poemadelunes. Carta a Alberto, de Sofía. A veces la verdad tiene remedio...

Esta carta va dirigida a todas esas mujeres maravillosas que me confiesan que les contaron un cuento de hadas inapropiado.

Vamos a escribir un nuevo final feliz...









Querido Alberto: 
Ahora pienso en las garantías.
Todas las cosas las tienen pero a mí me fabricaron sin ella.
Al menos, desde que vivo contigo.

Yo funciono bien a pilas y con energía testosterónica, pero hace mundos que la última escasea en mi alma.
Se la compraba a la bruja colega que moraba en los andes de mi ombligo pero he debido de engordar y seguro que ha huido
(se podía haber llevado mi grasa).

O sea, que me estoy quedando pobre de espíritu y,
para colmo,
descubro que no tengo garantía.

Y digo yo, que si todos la tenéis, por qué me fabricaron tan sola…

En esta casa, cuando alguien se estropea, se resfría o tiene hambre de pan o de amor, yo soy su garantía.
Yo os arropo,
os hago la comida,
la leche caliente y
el amor.
Pero aquí estoy yo, sin fuerzas alcalinas y sin garantía.
Repito: SOLA.

¡Y la exijo!

Exijo que alguien,
por ejemplo,
me coja en brazos y me cante Pin y Pon.
Seguro que me dormiría tranquila en lugar de despertarme cada cuatro horas pensando en todo lo que tengo que hacer cuando me levante;
seguro que me despertaría más guapa,
sin mal humor y,
seguro,
muy seguro,
que más delgada…

Así, con la barriga para dentro y sin michelines (como antes de tener a nuestros hijos).
Y sería la solución porque podría de nuevo mirarme el ombligo para encontrar a esa colega bruja tan cabrona
(que quizás se llame matrimonio)
y que me ha dejado tirada hace años robándome esos polvos azules que vienen con la garantía.




Sofía, a las cinco de la mañana del diez de agosto, pensando en lo que mañana haré de comer. 





9 comentarios:

  1. ay!!! yo también quiero que me abracen, que me canten Pimpón y que me arropen por la noche después de desearme qe sueñe con cosas bonitas... y a ver si quedamos para buscar a esa bruja cabrona que nos ha dejado los michelines y se ha llevado la magia...
    Tenemos que reescribir los cuentos y poner al príncipe azul a llevar al niñ@ a la guardería y a fregar el baño pero ya...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me encanta lo de poner al príncipe azul a llevar al niño a la guardería... es una imagen genial. Muy propia de un cuento de ahora.

      Eliminar
  2. brutalmente verídico, tristemente habitual
    enhorabuena, yoli, la has clavado
    apetece releerlo y comentarlo
    yo al menos lo haré
    un beso grande, son precisas palabras así
    trébol

    ResponderEliminar
  3. gracias, trébol. Sí, tristemente habitual... por eso me nace, porque le pongo verbo a las que no pueden hacerlo.

    ResponderEliminar
  4. a sofía le diría:
    sí existen príncipes azules, son los q os hacen felices, son los q (o las q) os cuidan, piensan en vosotras, sienten lindo por dentro al pensaros, os abrazan bien, os qieren tal cual sóis y les parecéis preciosas
    (los otros príncipes sí q son un puro camelo, aunq a veces os camelen...)
    qerámonos, mucho, tías, tíos, es lo mejor q nos puede pasar en esta peli
    cont.
    trébol de corazpnes

    ResponderEliminar
  5. a sofía, a todas las sofías (2):
    o mejor dicho, a todos los albertos...
    retomemos el dicho popular, "obras son amores", demostrémosles q no están solas, q nos importan, q sus días no sean tan cansinos, q la soledad no les deje vacías, q son guapas, q vamos a reponer los polvos, q vamos a usar bien los brazos y q sientan q aún somos garantía de algo más q "padre de sus hijos"...
    q esta noche igual les tarareamos algo dulce antes de dormir
    trébol de corazones

    ResponderEliminar
  6. a sofía (y 3)
    tampoco alberto es brad pitt (ni falta q hace), exige lo q mereces, sí, enfádate! pero no pierdas la sonrisa, q la use él más a menudo, y sus brazos, y su testosterona; q no busqe chicas danone (qé mal favor, la puta tv, igual es la bruja q menciona yoli), q tiene a la compañera de sus días al lado, q espabile, coño, q espabile...
    y si te da por mirar al reponer del super o al tendero, o...o..., no sé, tpco es pecado
    (pero tienes derecho a q te mezan al dormir)
    trébol
    pd: y si la cosa va a peor, recuerda lo q cantaban sabina y gurruchaga: pisa el acelerador!!!!

    ResponderEliminar