miércoles, 13 de marzo de 2013

enferma

Ya sé 
que mi padre
tuvo la culpa
de esta enfermedad
(a fiebre viva)
de ver los sueños
como el mayor estado
de alerta; 
jamás 
como el de
dormir.






yolandasinsueño

4 comentarios:

  1. Nunca hay que dejar de soñar, los sueños hacen posibles realidades.

    te sigo.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, los sueños son la sangre que nos corre...
      gracias, linda.

      Eliminar
  2. and i feel in love with these very beautiful poems you write. is an honor to read you kisses charles

    ResponderEliminar
  3. Charles!!!! your words are a gift to this monday full of sunshine.

    thanks!!!!

    ResponderEliminar