domingo, 28 de julio de 2013

poemadelunes: las niñas en Afganistán.

Hoy salgo de viaje con mis hijas.

Cuando estoy cerca de ellas es cuando pienso más en las otras niñas,
las que,
por circunstancias del lugar donde han nacido,
no lo son.
Las que se han convertido en moneda de cambio
para su asqueroso mundo.

Os dejo este poema que escribí un día,
leyendo un artículo en un suplemento y encontrarme con unas fotografías
ilustradas por un texto de Rosa Díez.
Sé que os dejo un montón
de pellizcos en el estómago
pero la información es necesaria
para cambiar el mundo...



¡¡¡¡Buenos días!!!!
hoy soy una afortunada y lo sé.






Pero a esas niñas no sólo les espera la cárcel de tela. En la negación de su vida
 y de su libertad que practican los hombres afganos sobre ellas, se incluye el derecho
a venderlas a otros hombres cuando apenas han cumplido catorce años…

Rosa Díez


Dicen que el cianuro
no sabe
a nada.
Que su beso
letal
morderá mi
cerebro
y se beberá
—sin dulzura—
mi pequeño
corazón.

Dicen que su melodía
es igual con los niños
y con los adultos.
Vómitos
(la sangre agolpada en mi
garganta)
y falta
de aire
(hace mucho tiempo
que ya no respiro).

Dicen que lloraré
después de beberlo
y que romperá mi
frágil piel
estallándome
en ampollas.

Dicen las mujeres
que llevan burka
que no pueden reír;
que toda la fuerza
se les va en respirar.

Yo  no quiero
vivir
       muriendo
                      así.








yolandadenuncia


No hay comentarios:

Publicar un comentario