jueves, 25 de julio de 2013

Santiago, contigo y sin ti...

Esta bruja, 
que ama viajar en tren, 
hoy deja en este bosque dos volcanes ardiendo: 

el de la tristeza por la catástrofe de Santiago y
el del agradecimiento infinito 
a los vecinos que no han dejado de donar sangre y
a los servicios sanitarios y de urgencias, 
que sin ellos, 
sólo existiría infierno. 

Ellos han sido la única luz en esta noche trágica.

.
.
.
Buenos días, amigos;
bosque derramando tristeza...
Ojalá pudiera estar más cerca para sentirme más útil.






No hay comentarios:

Publicar un comentario