martes, 31 de diciembre de 2013

que nos reviente de ternura el nuevo año...


Que os reviente
el corazón
de dicha y
que os palpiten
los huesos
de abrazos infinitos;
que os sangren
los labios
de tanto beso y
que soñéis
imposibles
(a ser posible).

Que os manchéis
la lengua de divinos
pecados y
que compartáis
hasta la última
gota de lo que tenéis;
que la lluvia
os empape
de ternura y
que os volváis
locos
de esperanza.

Que el año nuevo
os pille
en confesión
perpetua
de placer y
que vengáis
al bosque
a compartirlo…

A vuestra
disposición,
pongo mi alegría y
las ganas
infinitas e
infinitas
de construir
desde las cenizas
(las vuestras y
las mías).







yolandaparavosotros



No hay comentarios:

Publicar un comentario