jueves, 2 de enero de 2014

conversaciones con mi zorro: a través de qué vemos..?


–Desde que lo leí, intento no caer en el error –comienzo lo que será una breve conversación…
Mi zorro anda despistado; últimamente dice que lo acaricio poco y que el pelo se le está endureciendo (yo creo que más que el pelo, la cara, porque este chantaje emocional lo utiliza siempre que ando sumergida en un libro nuevo que requiere toda mi atención).
Se levanta ansioso, como si fuera un niño suplicando una piruleta.
–Querida, me encanta cuando hablas sola.
–¡No hablo sola! –le respondo irascible. –¡Estoy hablando contigo!

Ahora lo tengo a mis pies (parece que está un poco soba…), se ha acurrucado sin darme cuenta, sabiendo que no puedo negarme a su ternura.
–Venga, suéltalo ya –me ronronea…
–Pues es que me niego a estar todo el día con el móvil fotografiando los momentos más hermosos. Eso es lo que quiero decirte, que le estoy tomando fobia a las fotos porque vivimos en una sociedad que mira través del ojo de una cámara de móvil, no del corazón.
Lo leí un día: Estamos horas esperando a que pase nuestro cantante favorito, o el Papa, o la Virgen del Rocío o Madonna y luego, justo en el instante en el que lo hace, le hacemos una foto y claro, ¡lo vemos a través del enano orificio de la cámara de fotos, no de nuestros ojos..!
Y me quedé pillada, pensando toda la verdad que había en el artículo, así que cada vez hago menos fotos de los instantes sublimes que vivo.  
Me basta
con llevarlos
en el corazón
(esto se lo digo así, como lo escribo, en tono poético jeje).

–¿Y eso era todo, querida niña..? –me responde con un tono de superioridad que no soporto. –Creo que te estás haciendo mayor, Yolanda.

Le doy una patada y lo aparto de mí; yo pensé que nunca crecería…





yolandaquehablamuchosola

No hay comentarios:

Publicar un comentario