martes, 11 de febrero de 2014

Fueron sus besos


Fueron sus besos,
lo sé.
Ese no parar
de abarcarme
la boca y de
merendarme el
cuerpo.
De rizarme
las estrellas y
el pelo y,
sobre todo,
tejer
un mundo
(sin espinas)
para mis pies
descalzos.



(Es lindo saber que sus besos fueron la cuchilla que me cortaba el aliento.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario