viernes, 21 de febrero de 2014

mi peluquera maldita...


Yo creo que mi peluquera asesina a los maridos de sus clientas.
Mi hija dice que me estoy volviendo loca
pero yo,
lo creo…

He decidido ir a espiarla cada día, al amanecer, cuando las baldosas se chupan unas a otras el resto de rocío (y sólo quedan en ellas las sobras del vicio nocturno).
Iré disfrazada de olor a mantequilla. Pasaré por sus fosas nasales y, como una inyección de dopamina, me instalaré en su cerebro.

Lo he decidido yo solita.

Ayer, cuando salía de su peluquería, unas chicas con cara de viciosas transportaban una caja de metal inmensa.
-¿Qué hay dentro? -les pregunté mientras mi hija se ponía nerviosa pensando que les diría que la abrieran.
-Botes vacíos de espuma, me contestaron...

Pero yo sé que son hombres.
Lo sé.
Mi peluquera los asesina para quedarse con su esperma.
Seguro.
Leí en el libro 2666 de Bolaño que era la esencia de la inmortalidad.







yolandaqueespía

No hay comentarios:

Publicar un comentario