domingo, 22 de junio de 2014

poemadelunes: afilando las uñas


Prendo mis ojos
con los dedos
y me los cambio
de sitio .
Últimamente veo
demasiado
alto y
ayer,
casi piso
un recuerdo
que estaba
dormido.

Después,
me aliso
el pelo.
Estos rizos 
indomables
no dejan
que pase la
luz a mi
cerebro y
lo necesito
fresco
—en carne viva,
diría mi
madre—.

Y multiplico
mis dedos
hasta llegar a
cien
(tu número
favorito;
nunca supe
por qué).

Lo último y
lo más importante
será afilarme
las uñas
como puntas
gélidas de
un bolígrafo.

Es lo único
que me falta
para,
cuando
me vuelvas
a engañar,

tacharte.






yolandaconlasuñaslistas

2 comentarios:

  1. Precioso comienzo amiga mía...el resto lo convierte en un gran poema.

    Un beso Yolanda.

    ResponderEliminar