viernes, 8 de agosto de 2014

el verbo contarte...


Ella toca
el piano,
igual que yo
rozaba tus lunares.
Cada dedo
en uno diferente;
melodía de círculos
obscenos.

Te tumbabas
sueños abajo
regalándome
la espalda
de tu vida.
Cuarenta y
cinco
lunares,
llegué a contar

un día.







yolandamatemática

No hay comentarios:

Publicar un comentario