jueves, 7 de agosto de 2014

poemadelunes en viernes: el verbo esperar no siempre es negativo



Nos visitarán
tormentas y
sicarios,
abrazos falsos y
piratas
disfrazados
de princesas.
Lloverán
plagas
de mentiras
sobre nuestros
sexos,
y vaciaremos
de llantos
los ojos
pidiéndonos
besos
para sanarnos
(siempre, siempre,
me sanan
tus besos).

Acudirán
ejércitos
de avispas
a chuparnos
la tierra y
la sangre
prometida
mientras tú,
mi más sincero
presente y
yo,
tu Diana
de futuro
inmediato,
lucharemos
contra ellos,
anhelando
el clímax
de nuestras
bocas.

Y mientras
llega el gran día,
sólo
voy a dedicar
mi aliento
a amarte
(y a embrujarte
para que tú
me ames).

Te
lo
prometo,
mi

amor.






yolandayea

2 comentarios:

  1. Mamma mía niña, cómo te sienta el verano. Para mí uno de los poemas más bellos que te he leído (en juegos de palabras, en intensidad, en erotismo...) Completísimo amiga...Directo al mentón y al ventrículo derecho.

    Un beso enorme Poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno, algo debéis de haber visto en él porque no es el primero que me lo dice y me hace pensar que voy a ser más mala escribiendo jeje, Gracias, gracias, amigo, por venir cada vez.

      Eliminar