domingo, 19 de octubre de 2014

poemadelunes: cuando llegaste...


Cuando llegaste, 
olías a gritos y 
a flores 
cansadas,
a desiertos
de angustia y 
a raíces 
clamando
silencio. 
Eras 
el guerrero 
de sangre 
seca 
que codiciaba
la conquista
de Jerusalem. 

Ahora,
mi amor, 
hueles
a saliva 
de hierbabuena y
a caricias de 
amapola; 
a sexo recién
nacido 
y a césped 
recién 
cortado. 

(Por eso 
me gusta
tanto
dormir 
sobre ti.)







yolandaqueteacuna

1 comentario: