domingo, 11 de enero de 2015

poemadelunes: carne de mi carne

La playa, la tierra soldada a mis pies;
el pensamiento adherido a vosotras,
vikingas,
milagros de mi vientre…




Atardece
en mi cuerpo
mientras
amanece
en el de mis hijas.

Por orden:
lo siento y
lo celebro.

Lo siento
cuando veo  
expandirse
las pecas de
mi espalda;
abriéndose
como mares
serenos y
acariciados
aún por tu boca
(sigues tan ardiendo…).

Y lo celebro
al oír
brotar
la raza
hercúlea
de mis hijas,
arraigando sus
yacimientos y
sus sueños.

Siento mis pechos
como luna
de cuarto menguante,
aunque dentro
mis pezones
se conviertan en
luna llena
después de
amarte.
Y celebro
sus cuerpos
delgados y
en ebullición
constante.

Piel y
seda
de mujeres
guerreras que
alimento
como una loba
(con ternura e
intelecto);
acariciando que
mañana
devoren su realidad
sin necesidad de
mis sueños. 







yolandamadre





2 comentarios:

  1. Cuánta sensualidad elegante hay en estos versos....

    Enhorabuena Yolanda...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuánto agradecimiento hay en mis palabras hacia ti; muchas gracias, amigo...

      Eliminar